domingo, 3 de agosto de 2008

Vagancia en estado puro


Lo de que ciertas personas tienen serios problemas a la hora de comprar cartuchos de tinta para la impresora, es algo de sobras contrastado. De hecho, a mi ya me han pasado algunas anécdotas dignas de ser enmarcadas como la de la chica que pretendía imprimir sin cartuchos porque no sabía lo que eran y los había tirado junto con la caja de la impresora, los manuales y los discos de instalación. En fin, al grano.

Entra una señorita de entre veintimuchos y treintaypocos.
  • Quiero tinta para la impresora.
  • ¿Para que impresora?
  • Una de color.
  • Ya lo suponía, pero tendría que decirme la marca de la impresora o por lo menos el modelo de la misma.
  • Es de color así como gris con un cristal arriba y una tapa encima.
  • Es decir, una multifunción
  • Como se llame ... ...
  • ... ...
  • ¿Me los das o que?
  • Es que para darle los cartuchos necesito saber como mínimo el modelo de impresora que tiene.
  • Pero si te lo acabo de decir...
  • Me ha dicho usted que tiene un cristal arriba y una tapa, y que imprime en color; poco más. ¿Puede decirme si la compró aquí? Tal vez podría buscar la factura.
  • No. La compré en XX City, pero digo yo que tan difícil no será...
  • Verá usted. Hay más de una marca de impresoras, y todas esas marcas tienen más de un modelo, con lo cual, si no me da unos datos mas precisos tales como marca y modelo de la impresora, me temo que no voy a poder servirla.
  • Pues menuda porquería de tienda, no sabéis ni vender cartuchos.
  • Es que para que se los podamos vender, usted debe saber comprarlos.
  • Pues dame cualquier cartucho y si eso ya te lo traigo y me lo cambias
  • Vamos a ver señorita. Esto no funciona así. Si usted va a la gasolinera, pide exactamente la gasolina que necesita, ¿no?; igual que cuando va a pintar la casa sabe de que color la quiere, ¿verdad? no le dice a los pintores que la pinten como quieran y que si luego no le gusta, si eso ya que se la vuelvan a pintar... (El señor calvo que estaba al lado de ella ya se estaba escojonando vivo sin cortarse un pelo.)
  • Eso no tiene nada que ver... ...
  • Como quiera, pero como puede ver hay gente esperando a que me diga que cartucho necesita ...
  • Pues ya volveré.
  • Estaré encantado de atenderla a su vuelta.
La señorita en cuestión sale de la tienda y me dispongo a atender al señor calvo que estaba esperando cuando veo que la clienta abre el maletero del coche (que tenía aparcado en doble fila delante de la puerta) y empieza a hurgar dentro del mismo.

Sigo con el señor que había estado esperando pacientemente y que también quería unos cartuchos, en su caso los 27 y 28 de HP (no es tan difícil), cuando entra la clienta de antes hecha una furia con una multifunción en las manos. La pone dando un tremendo porrazo en el mostrador y suelta:
  • Quiero los cartuchos para esta impresora.
  • Un momento señorita. Tendrá que esperar a que acabe de atender a estas personas y enseguida estaré con usted.
  • Pero si yo estaba antes.
  • Le repito que enseguida estoy con usted.

Termino de atender al señor de los cartuchos y a unos chavales que habían perdido los drivers de una wireless que nos habían comprado hacía unos días y a los que les bajé los archivos que necesitaban para grabárselos en un CD.

Una vez atendida la cola, miro la impresora (Epson DX3800), le doy los cartuchos, y mientras le cobro me suelta rezongando:
  • Tanto rollo para unos cartuchos de tinta.
  • Ningún rollo señorita. Sabiendo la marca y el modelo he tardado veinte segundos en darle los cartuchos que necesita. Podría haber mirado el modelo de la impresora antes de bajar del coche o haber ido a mirar el modelo cuando se lo he preguntado...
  • Es que me daba pereza.
  • ¡Ah!
¡¡Le daba pereza abrir la puerta del maletero o caminar una distancia de 5 metros!!

Esto tiene que ser cosa del calor.

18 indivíduos/as que han dicho la suya:

CASPIAN XI dijo...

Bieeeeeeen! Viva la vagancia!
Menos mal que supiste aguantar el trance...

Saludos.

Danielovich dijo...

Realmente increíble... No tengo palabras.

Marcos dijo...

Pero no solo vaga sino también maleducada.
Desde luego que para trabajar de cara al público hay que tener una paciencia que no veas
salu2

destroyer dijo...

¡¡¡La leche!!! que ganas de moverse :d

BlogSTD dijo...

Hombre.. igual con los calores, se le corre el rimel.. y no es plan.. por unos cartuchos.

Son ganas de montar follón por nada..

Privateer dijo...

Si es que en verano el estado general de los clientes es de vagancia absoluta. Ya se sabe que con estos calores algunos son capaces de pedirte que vayas a su casa a cambiarles el cartucho de tinta, con tal de no venir cargados con ellos... pesan tantooo...

Un saludo :-)

Privateer

Jasua dijo...

"XX City" AJAJAAAJAJAJAA

No, no se nota...

¿Y que le da pereza ir a mirar, y te planta la impresora en el mostrador, aun a riesgo de romperse una uña? Pues sí que tenía que estar cabreada...

bruja dijo...

Lo mejor es que ese es el tipo de gente que encima se las dan de entendidos. Que seas un ignorantes en temas de informatica es permisible, otros lo somos en otros temas, lo malo es la prepotencia y la falta de humildad.

Anónimo dijo...

Hay gente para todo...
por cierto ¿te has mirado que lo tuyo pudiera ser esclerosis múltiple? me suena todo mucho.
salu2

Kadesh dijo...

Pero que vaga es la tía... que asco me estaba dando, so pena de palos!!
Uff, es que no puedo con los perros, perdón :D

Sacerdote dijo...

Dios mio, que gente mas vaga!!!! Y encima con recochineo la tia y maleducada.
El calor no creo que haga a una persona vaga como a esta mujer.

Amerguin dijo...

Definitivamente es increíble. A mi esto me tiene pasado un montón de veces, pero gracias a dios los clientes fueron un poco más razonables y entendieron perfectamente que sin saber el modelo exacto no les podría dar un cartucho de tinta que valiera para su impresora.

Lo cierto es que, esta entrada es el colmo de la mala educación :S

Teena in Toronto dijo...

Happy blogoversary!

Anónimo dijo...

asi sera en la cama, el marido tendra que hacer todo el trabajo.

k^s dijo...

Me encantan los owneds que les metes tio xD

Yo no se si tendria la paciencia y educacion con las que tratas a los clientes.

Un 10 man!

Ulises dijo...

Buenisimo!
haha, no me digas que una clienta asi no te alegra el día, haha!

Anónimo dijo...

La solución es obvia, y no me refiero a la educación ...

Se reserva el derecho de admisión

Lamentablemente yo tb en mi trabajo me encuentro con este caso determinado varias veces al mes ...

Ánimo ...

Un saludo.

Reena dijo...

Juas, qué típico. Yo estuve trabajando en ST también y vamos, no sé cómo no pegué gritos a los clientes jajaja

El perpetrador de esto

Mi foto
Palma de Mallorca, Baleares, Spain
BlackJack tiene 46 añazos y trabajaba en una tienda de informática (jodía crisis).

Colaboración y Contacto

Si quieres contactar conmigo, o si lo que deseas es mandar tus anécdotas, enlaces, y todo lo que creas que puede ser interesante que aparezca en este blog puedes hacerlo a la siguiente dirección:

cqpblog@gmail.com

Gente que sigue este blog

Blog Dales Una Oportunidad

Blog Dales Una Oportunidad
Perrillos Buscando Hogar

Ultimos Comentarios

Por si no tienes reloj

Puedes suscribirte por Correo

Indica tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Estadísticas

Prizeroll