lunes, 1 de diciembre de 2008

¿Eres Legal?

Desde hace unos días, todos hemos podido ver en televisión la campaña "Si eres legal, eres legal" intentando convencer al respetable de que todos los internautas somo poco menos que "delincuentes en potencia", habida cuenta del canon sobre soportes digitales, a modo de "indemnización preventiva" para los pobres "esgaeros" de turno.

Como contrapunto a esta campaña, para mi bastante absurda, está un artículo de El País al que llego a través de The Inquirer, donde se propone un antidecálogo acerca de las 10 "verdades irrefutables" del Ministerio de Cultura.

Me permito el lujo de reproducir el decálogo aquí.

1.- Lo que está en Internet es gratis

Ministerio de Cultura: ¡Falso! La música, el cine, las imágenes, los textos, los videojuegos que están en Internet han sido creados por personas. Es a ellas a las que corresponde disponer si su utilización es libre y gratuita o, por el contrario, poner un precio a su uso.

Antidecálogo: ¡Verdadero! Lo que está en Internet puede ser gratis, de pago o incluso de ambas categorías, gratis por un tiempo con opción a compra (share). En el caso de los vídeos y la música, los creadores pueden exigir un precio a los que comercializan esos contenidos o se lucran con ellos (iTunes, Google, Yahoo, etcétera)

2.-Bajarse música o películas de Internet es legal

Cultura: ¡Falso! Cuando los dueños de contenidos autorizan la descarga gratuita, sí es legal. Si la descarga no está autorizada por los titulares de los derechos, tiene lugar una infracción de la propiedad intelectual.

Antidecálogo: ¡Verdadero! Las descargas de música son legales o, más precisamente, no son ilegales. Lo dice una sentencia de 2006 del juzgado de lo Penal número 3 de Santander que absolvió a un internauta, para quien se pedían dos años de cárcel por descargar y compartir música en Internet, por considerar que esa práctica no es delito, si no existe ánimo de lucro, y está amparada por el derecho de copia privada.

3.- Si no aparece el símbolo © en un contenido en Internet lo puedo utilizar

Cultura: ¡Falso! La ausencia del símbolo no indica que el contenido es de utilización libre. Para que así sea el titular lo ha tenido que hacer constar expresamente.

Antidecálogo: ¡Verdadero! Siempre que no tenga ánimo de lucro, el usuario particular no tiene medios a su alcance para comprobar si un contenido está o no protegido por copyright. Corresponde a las empresas de la Red poner los medios tecnológicos para garantizar este derecho. Por ejemplo, YouTube ha creado su sistema Video ID que permite a los titulares de los derechos identificar sus contenidos y decidir que hacer con ellos: bloquearlos, autorizarlos o comercializarlos.

4.- Es legal copiar o utilizar un contenido de Internet siempre que se cite al autor

Cultura: ¡Falso! Debemos mencionar la fuente y el autor cuando utilizamos una cita en un trabajo de investigación o en un artículo. En estos casos, el fragmento ha de ser corto y proporcionado al fin de la incorporación. Y si no estamos citando, sino utilizando una obra sin autorización, debemos obtener una autorización del titular.

Antidecálogo: Verdadero. El propio enunciado de Cultura se contradice. Una cosa es usar un contenido y otra plagiar. El plagio es perseguible dentro y fuera de Internet. La cita, no. Respecto a la copia, en España se paga un canon por todo aparato o servicio que es susceptible de copiar o grabar (DVD, mp3, móviles, fotocopiadora, memorias flash y usb, etcétera) contenidos protegidos. El importe de ese canon digital (118 millones de euros este año) se reparte entre los autores y creadores.

5.- Cuando intercambio música y contenidos a través de programas peer to peer (P2P), no necesito autorización

Cultura: ¡Falso! La utilización de estos programas supone la explotación de derechos de propiedad intelectual que no han sido autorizados, por lo que constituye una infracción de los derechos de propiedad intelectual.

Antidecálogo:¡Verdadero!. En España, no hay ningún fallo judicial que diga que el p2p necesita autorización. Al contrario, una sentencia firme de la Audiencia Provincial de Madrid del pasado mes de septiembre absolvió a los promotores de Sharemula, una página web de enlaces, señalando que enlazar a las redes de p2p “no supone vulneración de los derechos de propiedad intelectual”.

6.- Los intercambios de archivos a través de las redes P2P son legales

Cultura: ¡Falso! Si estos intercambios tienen lugar sin la autorización de los titulares de los derechos de propiedad intelectual, son actos ilegales.

Antidecálogo: ¡Verdadero! Además de lo dicho en el punto cinco, la doctrina de la Fiscalía General del Estado (circular de mayo de 2006) señala que el intercambio de archivos través del sistema p2p no es incriminable penalmente. Es cierto que la Fiscalía señala que pueden constituir un ilícito civil, pero tampoco ha habido un fallo judicial en vía civil contra internautas que hayan usado el p2p sin ánimo de lucro.

7.- Las redes P2P son seguras

Cultura: ¡Falso! La seguridad es un grave problema ya que damos entrada a nuestro ordenador a todos aquellos que estén conectados a ella. Cualquiera puede circular libremente y acceder a nuestros datos: IP, tipo de descargas que estamos haciendo, número de teléfono y otra información de seguridad que figure en el ordenador.

Antidecálogo: ¡Verdadero! Las redes p2p son tan seguras como lo quiera el usuario, que puede decidir libremente los contenidos que comparte de su ordenador y filtrar mediante antivirus los contenidos que se descarga. Es curioso que Cultura denuncie esta falta de seguridad cuando quiere implantar un modelo de control de las descargas como el francés por el que una autoridad extrajudicial tendría acceso a todos esos datos de nuestro ordenador.

8. La industria cultural y los artistas ya ganan suficiente así que no perjudico a nadie si no pago

Cultura: ¡Falso! Los autores, los artistas y las industrias de contenidos de propiedad intelectual tienen el derecho legítimo a ganar dinero, triunfar y tener una carrera exitosa, como ocurre en cualquier sector profesional. No se justifica que a este sector se le discrimine y se cuestione su derecho a ser retribuido.

Antidecálogo: ¡Verdadero! La industria cultural como todas debe adaptarse a los nuevos tiempos y a los cambios tecnológicos. Con los mismos argumentos, los linotipistas estarían autorizados a pedir la prohibición de la informática. En contra de lo que dice Cultura, es la propia industria audiovisual la que exige una discriminación positiva (subvenciones, prohibición del P2P, canon digital, etcétera) de la que no goza ningún otro sector productivo.

9.- Las descargas ilegales promocionan a los artistas y a los autores, que ven difundidos sus trabajos y se dan a conocer sin necesidad de la industria

Cultura: ¡Falso! Detrás de los autores y los artistas hay una industria que les da trabajo, los da a conocer e invierte en ellos.

Antidecálogo: ¡Verdadero! Ningún artista famosos se ha arruinado por las descargas ni siquiera los que como Prince han tratado de perseguirlas (pidió una indemnización a una madre que le puso una canción suya a su bebé). En cuanto a los modestos, Internet ha dado la posibilidad a cientos de grupos, entre ellos algunos tan famosos como Arctic Monkeys, de acceder al público, sin tener que pasar por el filtro de las discográficas que decidían hasta ahora quién publicaba y quién no.

10.- El acceso a los productos culturales tiene que ser gratis y eso es lo que consiguen las redes P2P

Cultura: ¡Falso! Las infracciones de derechos de propiedad intelectual realizadas a través de Internet (descargas ilegales) no pueden confundirse con el derecho de acceso a la cultura, una forma de libertad de expresión o de desobediencia civil legítima, ni tampoco como algo inevitable e intrínseco a la Red.

Antidecálogo:¡Verdadero! Las redes P2P democratizan el acceso a los contenidos culturales permitiendo disfrutar de obras que no se comercializan por falta de rentabilidad o porque están descatalogadas. La industria debe encontrar nuevas formas de rentabilizar sus activos. iTunes, Amazon y otras plataformas de pago ya han demostrado que se puede hacer.


Recomiendo la lectura de los artículos originales.

Escuchando.

10 indivíduos/as que han dicho la suya:

BlogSTD dijo...

La verdad como se lucen los del Ministerio de IN-Cultura... dentro de poco me los veo sacando alguna campaña para apadrinar a un cantante, para que puedan pagar su Yate de lujo...

Amerguin dijo...

Clap, clap, clap.

Me han encantado tus antidecálogos. Desde luego, menudos cenutrios que tenemos en los ministerios, así España va como va :(

PD: Estaría bien que esos 118 millones de € fueran para que el estado los destinara a solventar un poco la crisis ¬¬

Becario dijo...

Que vergüenza, que se gasten el dinero en esta basura, en vez de intentar ayudar a pasar la crisis...

Scrooge dijo...

Enlace de interés para completar

http://gallir.wordpress.com/2008/12/01/practicando-el-fisking-los-errores-de-las-verdades-de-las-mentiras/

Ayel dijo...

Yo sigo sin comprender cómo un Ministerio puede hacer una gilipollez así. Vería bien cierto control en las descargas, para que así sí llegase "mi canon" al creador de lo que me bajo, o incluso pagando un precio por la obra. Pero que un ministerio diga que algo no es legal, cuando la propia ley dice que no es ilegal... pues como que me suena a una gilipollez extrema. Que cambien la ley si quieren, pero que no nos inunden con mentiras.

Anikilad0r dijo...

Pues personalmente siempre he sido gran consumidor de videojuegos y tengo una grandisima colección que se remonta a los 8 bitios.
El caso es que desde que instauraron el canon solo compro los que se convertirán en clásicos o los indispensables para tener un serial y poder jugar en red.
Por la sencilla razón de que mi trabajo ahora tiene que ir en soportes por los cuales yo pago dinero a una banda de chupópteros.

Todo el mundo ha consumido software pirata algun vez en su vida, incluido Bill Gates.

El Operador dijo...

Jejejeje, te me has adelantado. El artículo está muy bien, y el hecho de que salga en El País ya nos muestra a qué nivel se opone la gente a cánones y chorradas similares.

YO dijo...

Como autor de cierto software, me opongo a que mis creaciones circulen libremente, no me opongo a las rede p2p, pero si a que mis creaciones circulen por ahí, ¿me podeis decir como puedo evitar que circule lo que yo he frabricado?, simplemente es mio y no me da la gana que circule libremente, además, vendiendolo ya no pago la hipoteca, como para que vengan unos chorizos y lo metan en el e-mule.

P.d.: Como informático, me gano la vida vendiendo licencias de productos y tampoco con eso llego a pagar la hipoteca, me jode que se distribuyan gratis cosas sin el permiso de quien lo ha fabricado.

Lex Sparrow dijo...

Buenas,

Pues lo siento, pero no estoy de acuerdo. Lo que se llama el antidecálogo, en realidad se puede resumir en una frase.

"Lo tuyo es tuyo y lo de los demás, es de todos"

El creador de una obra tiene todo el derecho del mundo a establecer el método de distribución que considere oportuno, y esto va más allá de la legalidad, es simplemente una cuestión de respeto hacia el prójimo.

Supongo que no lo entenderéis, ya que estas cosas se suelen entender mejor cuando las sufre directamente uno mismo. El día que compongais una cancion o desarrolléis un software, imagen, o lo que quiera que sea y se le empiece a dar un uso que no es el que vosotros habíais pensado, vais a ver la gracia que os hace, y que si le dice a alguien algo, encima te salga con un argumento como que está puteando tu obra en nombre de la libertad (es lo que tiene ser un jeta, le encuentras contestación a todo).

Otra cosa es que el Ministerio de Cultura no sea el organismo más recomendado para dar lecciones de civisimo (no porque no lo sea, sino porque no da ejemplo precisamente).

Lex Sparrow dijo...

Es más, voy a poner uno de muchos ejemplos que podría poner.

PcMedia y PcActual se apropiaron de una de mis webs en el año 1998 y la fusilaron en uno de sus cds sin pedir permiso ninguno. El hecho de que yo no tenga mis páginas llenas de simbolitos de copyright no le capacita a nadie para fusilar contenidos y publicarlos como propios. En este caso se publicaron en el mierdi-cd que acompañaba a las revistas (ese que dicen que es gratis). ¿Podemos establecer que habia animo de lucro? ¿Hubo perjuicio? Precisamente perjuicio si que hubo, pues mi email iba en la web, y decenas de hoygans me preguntaban cada semana como arreglar su ordenador, que había comprado la revista y que yo tenía la obligación de arreglárselo (toma del frasco).

Otro caso anecdótico. Yo, como muchos en Internet, hago transcripciones musicales de canciones para que otros puedan tocarlas en guitarra (ya que yo he sacado la partitura, que otro no gaste el tiempo en hacerlo). Lo hago porque me gusta, y porque es la forma que tengo de agradecer a aquellos que hicieron partituras antes que yo y de las cuales me beneficié. Pues he encontrado sitios bastante pizpiretos y egoístas como algunas webs españolas de Heroes Del Silencio que publican dichas tablaturas como propias, y es más, tienen un catálogo de partituras, y contenidos bastante extenso, pero que no comparten con los demás. Es decir, ellos se apropian de tus contenidos y los hacen suyos, pero tú no puedes tener acceso a los suyos si no pagas o les das algo a cambio (como si el hecho de que tengan tus creaciones no fuera sufienciente pago obligado).

Y todo ello viene por la mal llamada "libertad de expresión" o "libertad de Internet". ¿Todo es de todos? Pues no. Una cosa es que yo lo ponga en mi web para aprovechamiento del personal, y otra cosa es que haya mucho jeta suelto haciendo caja de tus contenidos. Cosas como esta te hacen replantearte si vale la pena compartir lo tuyo o guardártelo en tu disco duro. Logicamente, en mi disco duro no vale para nadie así que decido compartirlo, aún sabiendo que un significativo porcentaje de gorrones lo cogeran para modificarlo o hacerlo suyo. Pero aún así, me compensa. Es un riesgo que asumo, pero que en ningún caso debe coartar mi trabajo.

Por ello digo que el Ministerio de Cultura, en vez de tanta palabrería insulsa, debería molestarse en educar y concienciar en respetar el trabajo ajeno. El software que uno usa tiene un padre, y si uno no está de acuerdo con el autor (aka licencia de uso) lo que debe hacer es dejar de utilizar ese software ipso facto y buscar uno cuya licencia pueda cumplir, o mejor aún ... ¡¡ programatelo tú mismo !! Logicamente parece que es más fácil trincar el software propietario y por aquello de "si yo no hago daño a nadie" usarlo como si tal cosa. A la larga te estás perjudicando tú mismo, pues si en realidad te va el software libre, deberías usarlo, promocionarlo y aplaudirlo. ¿De que sirve ir de abanderado del soft libre si en realidad lo que defiendes es el soft gratuito "por el articulo 33"?

En realidad, lo que estoy diciendo es lo mismo que os podría decir cualquier Debianita o cualquier amante de las licencias GPL.

Saludos

El perpetrador de esto

Mi foto
Palma de Mallorca, Baleares, Spain
BlackJack tiene 46 añazos y trabajaba en una tienda de informática (jodía crisis).

Colaboración y Contacto

Si quieres contactar conmigo, o si lo que deseas es mandar tus anécdotas, enlaces, y todo lo que creas que puede ser interesante que aparezca en este blog puedes hacerlo a la siguiente dirección:

cqpblog@gmail.com

Gente que sigue este blog

Blog Dales Una Oportunidad

Blog Dales Una Oportunidad
Perrillos Buscando Hogar

Ultimos Comentarios

Por si no tienes reloj

Puedes suscribirte por Correo

Indica tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Estadísticas

Prizeroll