viernes, 3 de julio de 2009

El Fax

Tirando del baúl de los recuerdos, recupero una historia que por su surrealismo merece estar en los primeros puestos del frikismo clienteril.

Hace algo así como dos años, fui a instalar un fax a un cliente con fama de ser un tanto cerril.

Una vez instalado y hechas las oportunas pruebas, regreso al taller y nada más llegar me encuentro con que durante mi viaje de vuelta (unos 20 minutos), el cliente en cuestión ha llamado dos veces quejándose por el mal funcionamiento del equipo recién instalado.

Como la tarde estaba tranquila, me desplazo nuevamente a las instalaciones del cliente, para comprobar que el fax funcionara correctamente.

Una vez allí, hago varias pruebas con distintos números de fax, y el resultado es satisfactorio en todos y cada uno de los envíos, y así se lo hago saber al cliente, que me decía que al terminar el envío daba error. El señor, muy enfadado me decía que si el fax volvía a fallar podíamos ir a recogerlo directamente. Insistí en que el fax funcionaba correctamente y en que no tenía porque haber ningún problema.

Confiado, regreso al taller, y nada más llegar me dicen que el cliente ha vuelto a llamar muy enfadado y que vayamos a recoger "la mierda de fax" que le hemos vendido. Raudo y veloz acudo a la llamada de tan simpático sujeto, y me recibe a puros gritos, increpándome porque tiene la empresa parada por mi culpa (valiente gilipollez) y que está cansado de mandar el mismo fax más de veinte veces.

Hago varias pruebas, y todo bien. Le pregunto al cliente el número de fax al que el envío le daba error, por si fuera un fallo del equipo remoto (sin papel, sin tóner...). El cliente me da el número de fax al que había hecho una veintena de envíos que habían fallado según él y se marcha a su despacho.

El primer envío de una página de prueba al número que teoricamente falla, es correcto al igual que los 4 posteriores. Llamo al cliente para que lo vea. Le enseño los reportes de envío donde tras el número de destino y el número de páginas, sale un OK como la copa de un pino.

Viene el cliente, le enseño los reportes de envío y me suelta un grito:

  • ¿Ves? ¿Ves como falla? Aquí donde pone "ENVÍO" sale "cero K" y eso significa que no se ha enviado el fax.

Me imagino la cara del pobre cliente al que le habían enviado una veintena de veces un fax de 16 páginas.

Y yo pienso... ... ¿Que se debe sentir al ser tan ......................?

Ponga el adjetivo correspondiente sobre la línea de puntos.

Escuchando.




5 indivíduos/as que han dicho la suya:

filex dijo...

Muy bueno de verdad. Si hubiera sido a quién le mandaba tantos fax yo lo llamó y me hubiera desquitado con él.

Es tan simple como leer el manual, pero no.

Saggy dijo...

Pues yo me voy a animar a poner "el calificativo correspondiente sobre la línea de puntos":
Ya se que el calificativo es un poco largo, pero bueno, supongo que estará ajustado al tipo en cuestión. Ahí va:
-"cliente que tuvo que pagar dos salidas y bastante tiempo de servicio técnico a domicilio, sin ninguna necesidad".

Subastador Digital dijo...

Pues yo le hubiera cogido el fax y le hubiera devuelto el dinero, y le hubiera dicho que era demasiado gilipollas para tener un fax (como en el chiste, justo)

EGGY dijo...

pues yo le hubiera roto el fax en la cabeza a semejante bestia. por que ese si lo pones junto con el ganado come yerba.

YoBorg dijo...

"Algo bueno debe tener ser un idiota, que ninguno se queja"

El perpetrador de esto

Mi foto
Palma de Mallorca, Baleares, Spain
BlackJack tiene 46 añazos y trabajaba en una tienda de informática (jodía crisis).

Colaboración y Contacto

Si quieres contactar conmigo, o si lo que deseas es mandar tus anécdotas, enlaces, y todo lo que creas que puede ser interesante que aparezca en este blog puedes hacerlo a la siguiente dirección:

cqpblog@gmail.com

Gente que sigue este blog

Blog Dales Una Oportunidad

Blog Dales Una Oportunidad
Perrillos Buscando Hogar

Ultimos Comentarios

Por si no tienes reloj

Puedes suscribirte por Correo

Indica tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Estadísticas

Prizeroll