domingo, 1 de julio de 2007

La Cámara

El lunes pasado (25/06), recibimos una llamada con voz femenina:
  • El sábado (23/06) estuve ahí y me llevé una cámara digital, pero el zoom me hace cosas raras y no funciona bien.
  • En ese caso, traiga la cámara y veremos que le pasa. En cualquier caso, si es un defecto del aparato, se le cambia por uno nuevo y listo. En este momento tenemos en stock y no habrá problema.
  • Perfecto. Me pasaré.

En eso se quedó la conversación. Fue tan superflua que hasta la había olvidado. Hasta este sábado (30/06).

Llega la señorita a la tienda. Un tanto "o sea" pero amable.

  • Creo que hablé contigo el otro día por el tema de esta cámara que no le va bien el zoom.
  • Hablaste conmigo, en efecto. ¿Me enseñas cual es el problema?.

Pone en marcha la cámara y al intentar hacer zoom, la pantalla empieza a mostrar lineas verticales y a pixelar la imagen con cuadros negros.

  • Parece que en efecto, la cámara tiene un defecto. Si traes el embalaje, manuales y todo lo demás, te la podemos cambiar por otra.

Lo traía todo (cosa rara), hasta la factura y además en perfecto estado. Con gente así, da gusto (pensaba yo).

  • Puedes pasar a partir del lunes por la tarde a recoger la cámara nueva.
  • ¿Como que a partir del lunes?
  • Es que ahora no tengo en stock
  • Me has engañado.
  • Aquí no engañamos a nadie.
  • A mi me has engañado.
  • Creo que no.
  • Cuando llamé me dijiste que tenías en stock.
  • Así es. 20 cámaras tenía en stock. Pero eso era el lunes, hace casi una semana. Las hemos vendido y el lunes recibimos más. Pásate el lunes y te cambiamos la tuya.
  • Por lo menos me podrías haber guardado una, ¿no?
  • No veo porque. No había visto el fallo y no sabía si sería defecto de la cámara o uso incorrecto de alguna función.
  • Tu obligación era guardarme una. Tienes que tener en cuenta que yo tengo un horario muy parecido al tuyo y que no puedo venir hasta el sábado (se supone que eso lo se yo por ciencia infusa, y que la cliente no tiene hermanos, padres, primos, novio, apaño, mangurrino o ligue que le pueda hacer la gestión. Si me apuras y es tan importante se lo das a un mensajero)
  • Mi obligación es vender el producto que tenemos en la tienda y atender a los clientes según vayan llegando, además de solucionar las incidencias que vengan, como ahora estoy atendiendo la suya.
  • Pero yo mañana salgo de viaje.
  • ¿Puedo preguntar a donde?
  • Hago escala en Madrid y el lunes cojo un internacional al mediodía.
  • Si lo desea, puedo llamar a una tienda de la marca de la cámara que está en Madrid a ver si tienen stock y le pueden hacer el cambio.

Hacemos la llamada pero está cerrado en Madrid y en Segovia.

  • Lo siento, pero tanto la tienda de Madrid como la de Segovia están cerradas. Si lo desea le doy las direcciones y si quiere pasar por allí, seguro que le atenderán gustosamente.
  • Pues si me las das, veré si puedo acercarme.

La cosa no ha sido para tanto, pero tras esta conversación, he podido certificar una cosa. En este caso, la cliente a cada pregunta que yo le hacía, me decía que al día siguiente se iba de viaje, que se había comprado la cámara a propósito, patatín y patatán.

Es curioso, pero muy común en la gente, que cuando se ponen nerviosos, tienden a repetir una y otra vez lo mismo, sin apenas darse cuenta de que te lo han dicho una docena de veces, y además sin contestar en muchas ocasiones a las preguntas que les haces.

¿Algún psicólogo - psiquiatra en la sala que pueda explicar este fenómeno?

6 indivíduos/as que han dicho la suya:

Kukoman dijo...

Black, seguimos en las mismas.
La gente no sabe lo que quiere, cuando lo quiere ni como lo quiere.
Todos los que atendemos al público "somos unos estafadores" y/o "ladrones".
Yo estuve trabajando una temporada en un parking público y con la cosa de cobrar por 10 minutos una hora (como hacían antes) no veas la de veces que he tenido que soportar que me llamen ladrón. Y eso que yo cobraba una puta mierda trabajando 12 horas.
En fin, solo nos queda tragarnos todas esas cosas y seguir pa'lante. ¡Que remedio!

angelito dijo...

Un caso similar, en una situación distinta.

Hace una semana tuve que ir a una comisaría de los Mossos d'Escuadra, la policía autonómica catalana, para poner una denuncia.

Delante mía había una chica sudamericana a la que habían robado el NIE (El DNI para extranjeros, vamos) y quería uno nuevo.

El chico que estaba en ventanilla le explicaba que para eso tenía que ir a la policía nacional española, que los mossos no tramitan ese documento.

De echo había un cartel en ventanilla que ponía claramente: "En esta comisaría NO se hacen denuncias por DNIs ni NIEs robados. Para dicho trámite ha de acudir a la policía nacional"

Pero la chica estaba dispuesta a no irse de la comisaría sin su NIE, porque le habían dicho que era ahí donde se sacaban.

Al final tuvieron un diálogo de besugos de un cuarto de hora, donde ella estaba obcecada en que era este el sitio donde tenía que ir para sacarse el NIE y el mosso le decía, amablemente y con una paciencia infinita, que no, que tenía que ir a una comisaría de los nacionales.

Moraleja: Cuando tu cerebro está convencido de saber o querer algo, entra en un modo de repetición, pues prefiere que el mundo se moldee a lo que él tenía preconcebido a cambiar de idea.

keko8 dijo...

Vamos que son de las que llaman al restaurante para reservar mesa pero dice... tu guardame mesa que no se que dia pasaré....

corsaria dijo...

Vaya, pues como haga lo mismo con el avión... no llega a destino. ;)
Pobrecilla, menos mal que tuviste más paciencia que santo job. :)

sita dijo...

Con lo facil que es decir cuando llamas por telefono: "y podrias reservarme una camara por si acaso? es que hasta el sabado no puedo pasarme por la tienda y el domingo salgo de viaje..." si es que la gente no se explica!!!

El Operador dijo...

Yo empleo el modo bucle infinito... A cada "Es que patatín", se responde una y otra vez lo mismo "Pero pasa patatán"...
He logrado la habilidad de hacerlo todas las veces que quiera, aguantando (y clavando) la mirada en mi "cliente oponente".
Al final, perplejos porque emplees su misma táctica, se rinden (o s'emprenyen com una monea, como se dice por aqui).

El perpetrador de esto

Mi foto
Palma de Mallorca, Baleares, Spain
BlackJack tiene 46 añazos y trabajaba en una tienda de informática (jodía crisis).

Colaboración y Contacto

Si quieres contactar conmigo, o si lo que deseas es mandar tus anécdotas, enlaces, y todo lo que creas que puede ser interesante que aparezca en este blog puedes hacerlo a la siguiente dirección:

cqpblog@gmail.com

Gente que sigue este blog

Blog Dales Una Oportunidad

Blog Dales Una Oportunidad
Perrillos Buscando Hogar

Ultimos Comentarios

Por si no tienes reloj

Puedes suscribirte por Correo

Indica tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Estadísticas

Prizeroll